ENTREVISTA: Sergio Badillo, entrenador del CAB Linares masculino (2018) - Basket Jaén
ENTREVISTA: Sergio Badillo, entrenador del CAB Linares masculino (2018)

ENTREVISTA: Sergio Badillo, entrenador del CAB Linares masculino (2018)

Share This

ENTREVISTA A SERGIO BADILLO
ENTRENADOR DEL CAB LINARES
PRIMERA NACIONAL MASCULINA


¿Qué trayectoria tiene Sergio Badillo antes de llegar al CAB Linares y cuántos años lleva de amarillo y verde?

Mi trayectoria comienza desde los 16 años entrenando a un mini femenino en el CPD Bailén. Desde ese entonces y hasta los 20 años, compaginaba el papel de entrenador y jugador. A los 20 años sufrí dos esguinces graves de tobillo de los cuales no me recuperé bien y tomé la decisión de dejar de jugar y dedicarme a entrenar. Estuve entrenando a diferentes categorías del CPD Bailén, hasta que decidí arriesgarme, y comencé a entrenar al Senior Masculino Provincial en Bailén, junto a los cadetes y Juniors masculinos del CAB Linares. En CAB llevo 4 años y muy contento a nivel deportivo y personal con la directiva que me da facilidades en cuanto a horarios de entrenamiento y partidos y con el resto de padres/madres con los que mantengo contacto directo entrenamiento tras entrenamiento.


Comienza una nueva temporada tras el éxito de la pasada campaña. ¿Con ganas de empezar?

Las ganas de empezar siempre se tienen. Ese hambre de preparar el primer entrenamiento de pretemporada después de estar varios meses sin ver a los jugadores siempre se tiene. Aunque este año, al ser especial por el debut en Nacional, he tenido más “ansiedad” por empezar antes e ir preparando despacio todo el camino que nos espera por delante.


Ya ha tenido la oportunidad de ver a sus jugadores en acción en el torneo Feria San Agustín, ¿qué impresión ha tenido en esta primera piedra de toque?

Dar ahora una valoración deportiva acerca de lo que sucedió en dicho torneo me parece precipitado. Veníamos de entrenar 3 días antes con media plantilla del equipo aún de vacaciones y la otra mitad de un largo periodo de descanso. En esos tres días estuvimos poniendo los ejes fundamentales de la filosofía del equipo, pero no empezamos a trabajar para competir en el torneo. Como sensaciones a nivel personal, vi a jugadores disfrutar de lo que hacían y de cómo lo hacían. Al final mucha parte del éxito reside en que los jugadores estén contentos con el grupo y que disfruten de lo que hacen. La valoración positiva podré hacerla a partir del día 14 de Septiembre cuando juguemos el primer partido de competición.


¿El hecho de subir a Nacional como campeón provincial le hace sentir algún tipo de responsabilidad extra para lograr hacer una buena temporada?

Siempre intentas hacerlo mejor que el año pasado pero no por ello tenemos que demostrarle nada a nadie. Lo que hicimos el año pasado ya ha pasado y no tiene que ser argumento suficiente ni para meternos presión ni para relajarnos. La primera responsabilidad que debemos asumir todos es esa misma, la de ser responsables. Si no hay trabajo detrás, no nos van a regalar nada. El tener jugadores del nivel de Carlos Sánchez, Carlos Capel, Andrés Ordoñez…etc. no garantiza nada. La otra responsabilidad que deben coger los jugadores es la de saber qué rol van a tener en el equipo. No es cuestión de que ellos quieran una cosa u otra, es cuestión de saber qué es lo que necesita el equipo.


¿Se han marcado en el club un objetivo concreto para esta temporada?

Los objetivos a nivel de club que se han marcado son los siguientes:
- Realizar el mejor papel posible en la categoría y dar una imagen sería
- Mejorar técnicamente como tácticamente a los jugadores juniors


¿Cree que el hecho de jugar en esta categoría será un impulso para atraer al aficionado linarense a seguir al equipo?

Por supuesto. Por suerte el baloncesto femenino en Linares goza de buena salud con el equipo de CAB Linares que milita en 1º nacional. En mi opinión para terminar de darle la forma al club, se necesitaba el complemento del 1º nacional masculino y este año han apostado por él. Me gustaría que este equipo fuese para atraer al BALONCESTO. La gente que quiera ver un equipo disfrutar jugando y se sienta parte de él que se una. Yo siempre he considerado a la afición parte del juego y me gusta personalmente interactuar mucho con ella para que anime al equipo. Creo que este es un muy buen año para recuperar al aficionado linarense y ver el Julián Jiménez como se merece.


El equipo se ha reforzado con jugadores importantes de la provincia como Carlangas y Manuel Martínez. ¿Satisfecho con las incorporaciones? ¿Espera alguna más?

Estoy muy contento puesto que eran incorporaciones que yo pedía. Un juego exterior sólido y con experiencia y un juego interior duro y técnico. Todo lo que venga más, bienvenido sea. A día de hoy, no sabemos si tenemos cabida para más jugadores, pero lo que tengo claro es que vengan o no esos jugadores, tenemos una muy buena base para trabajar.


¿Qué papel jugará el equipo júnior en esta temporada?

Fundamental. Aprovechando que yo seré el entrenador del junior también, no hay mejor forma de hacer mejorar a un jugador que haciéndolo participe de un equipo formado con jugadores con más nivel y experiencia que ellos. Esto afectará de forma indirecta al rendimiento en la categoría junior que es donde van a tener que rendir este año más que nunca. Los júniors ya saben que esto no es una ONG para regalarles minutos. El que trabaje juega, el que no trabaje, no juega, la fórmula es sencilla. De esta manera veré quien está dispuesto a morir entrenando para formar parte del nacional, y quien solo se conforma con jugar en el junior.


Suben de categoría junto con el Jaén CB. ¿Qué opinión tiene sobre el otro equipo jiennense de la categoría?

Es un muy buen equipo. Sus incorporaciones tienen mucha calidad y está dirigido por un gran entrenador con muchos años de experiencia. Jesús Carcelén, Curro, Liébana, Javi de la Casa, Carvajal..etc. son jugadores con mucho talento y piezas clave dentro del equipo. Su juego interior es bastante semejante al nuestro, con lo que aún nos será más difícil de superar. Lo tienen todo para hacer un buen papel en la competición.


¿Qué rival ve más peligroso en la Primera Nacional Masculina en su grupo y en el otro andaluz?

En este momento me preocupa más nosotros mismos que el resto. Aún estamos renqueantes y no hemos cogido el ritmo de entrenamientos. Si tuviese que decir equipos fuertes de nuestro grupo y por lo que ya tengo conocido de sus plantillas, podría decir que CAB ESTEPONA, MURGI y MARISTAS DE CÓRDOBA son los equipos por plantilla veo más peligrosos, pero ya te digo, de los demás equipos aún no tengo mucha información. En el grupo B se encuentra RC Labradores que fue el campeón de 1º nacional del año pasado y a priori es el favorito, y luego otros equipos como el Ciudad de Huelva que tiene a Juniors de un nivel extraordinario y Peñarroya como equipo veterano en la categoría. Llegados a este punto, cualquier rival es peligroso y personalmente no me fio de ninguno.


¿Qué cambiarías en el baloncesto provincial para que mejore notablemente?

En Jaén ya se están cambiando varias cosas. Se les está dando salida a los jugadores y jugadores veteranas, con la creación de una liga + 33 si no me equivoco, se están cambiando los formatos de las ligas para que sean más atrayentes y mejores a nivel deportivo…etc. En mi opinión, y creo que es una cuestión fundamental, es el tema de la formación. Los entrenadores/as que queremos formarnos tenemos que salir siempre fuera, costándonos tanto la propia formación como el viaje. Creo que es un punto en el que deberíamos mejorar en la provincia a nivel general. En la formación del árbitro pasa igual. Por suerte tenemos excelentes árbitros que ya han pitado competiciones FEB y tienen muchísima proyección, pero siempre podemos aumentar el nivel de aquellos que empiezan nuevos y de aquellos que quieran promocionar a competiciones superiores y que solo pitando no alcanzan esos conocimientos.


Recordemos mayo de 2018. ¿Cómo podrías definir esa final a cuatro y sobre todo los sentimientos que tuviste al ver a tus pupilos levantar la Liga Provincial?

Se juntaron muchas cosas. Algunos jugadores y yo veníamos de jugar el paso año la final de ascenso en el UB Bailén y acabamos perdiendo por una diferencia mínima. En el año del ascenso jugamos los dos partidos de liga regular contra los Juniors del CB Andújar y perdimos los dos. Nos tocó jugar frente a ellos en la final y en su casa, lo cual suponía un reto aún más complicado. Durante el último cuarto se lesionaron dos jugadores claves de mi equipo y se nos ponía el partido cuesta arriba, pero finalmente un triple y una canasta en los últimos segundos nos dieron la victoria y en la cabeza me empezaron a pasar flashes de todos los momentos vividos con los seniors especialmente desde mi entrada en el UB Bailén hasta culminar el ascenso el año pasado. Fue muy emocionante y espero algún día volver a repetir esa sensación de felicidad.


Define, qué es para ti un jugador perfecto.

Un jugador perfecto para mí, y aprovechando el momento, sería Manu Ginóbili. Un jugador querido dentro y fuera de la pista. Pocas veces o nunca se ha sacado un gesto feo de su parte. Miraba siempre al compañero y renunciaba a las individualidades y pese a ello, conseguía grandes números. Jugaba por y para el equipo y ayudaba a todos los “rockies”. En resumen, el jugador perfecto empieza en la calle y termina en la pista jugando.


Por último, ¿algún mensaje que quiera dejarle a la afición del CAB Linares?

Decirle a la afición que el equipo seguro que los hará disfrutar y que necesita que la gente vaya a apoyarlos puesto que los partidos que se van a jugar van a ser muy duros. Queremos empezar a formar una afición ejemplar y que se haga sonar para bien por toda Andalucía.


Un mensaje para quienes siguen BASKET JAÉN.

Solo dar las gracias a Basket Jaén por la entrevista y por la difusión tan importante que hace del baloncesto provincial. Mucha gente ve su nombre en dicha página pero poca gente sabe el esfuerzo que supone. Un abrazo a todos los seguidores de la página y mucha suerte a todos para la temporada.


Realizada por Víctor Cardeñas
BASKET JÁÉN

PUBLICIDAD